Pulsa "Enter" para saltar al contenido

¿Estás cuidando de tus botas Valverde del Camino?

El caminar es toda una odisea: bien sea al caminar por el patio, al entrar en contacto con una serie de sustancias, como el estiércol, el agua salada y líquidos que pueden causar daño permanente a las botas. Y como tus botas Valverde del Camino de Corbeto’s Boots son una gran inversión no querrás que se desgasten y se dañen de inmediato.

Cuidado de las botas Valverde del Camino

La premisa es simple: cuanto más tiempo dediquemos al cuidado de las botas, más tiempo durarán. Por lo tanto, debes estar dispuesto a dedicar parte del tiempo y esfuerzo con el fin de asegurarse de que las botas estén limpias.

Si se trata de un par de botas muy baratas, entonces te sentirás más relajado cuando se trata de limpiar las botas. Sin embargo, si has pagado una buena cantidad de dinero y por unas botas Valverde del Camino, vas a querer asegurarte de que se mantenga en óptimas condiciones durante mucho tiempo.

Cómo mantener tus botas de cuero Valverde del Camino

Una vez que hayas invertido en este par de botas debes estar dispuesto a sacar tiempo para el cuidado del cuero, asegurándote que se mantenga en las mejores condiciones. La correcta limpieza te garantiza la protección y comodidad por el mayor tiempo posible.

Si no cuidas tus botas correctamente y las descuidas, el cuero se seca hasta que finalmente las grietas aparecen y se cae a pedazos, para lo que tendrás que comprarte otro par y por más dinero.

El ABC de la limpieza

En primer lugar, tendrás que eliminar toda la suciedad interior y la suciedad de la superficie de las botas. Te aconsejamos usar un cepillo de cerda suave y un poco de agua tibia y frota en la superficie. Es importante un cepillo suave, de modo que no se raye la piel y deje una marca.

También puedes usar limpiadores de cuero para un buen resultado. Estos limpiadores vienen en muchas variedades y los puedes comprar en forma de gel, espumas, aerosoles y cremas. Si usas agua caliente y un cepillo, el proceso va a funcionar mejor.

Una vez que hayas eliminado toda la suciedad de la bota, deja secar por unos minutos y una vez que hayan secado un poco, dale brillo a las botas con un paño de algodón suave.

Usa un acondicionador

Una vez que hayas limpiado las botas es importante un buen acondicionamiento del cuero con el fin de suavizarlo e hidratarlo. Este proceso ayudará a proteger el cuero y evitar que se reseque y se quiebre.

Para este proceso busca una esponja o un paño limpio y coloca una pequeña cantidad de acondicionador en el cuero. Sigue con el proceso hasta que toda la bota haya sido cubierta. No te preocupes por el excedente porque el cuero absorberá el sobrante de la superficie.

Por último, pule las botas con una buena crema de calzados y en un área bien ventilada. Sugerimos que probar en una pequeña área de la bota con el fin de asegurarte de que usas el color adecuado antes aplicar a toda la bota. Si es el color correcto, aplica con un paño suave, permitiendo que se seque bien una vez que hayas terminado.

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *