Pulsa "Enter" para saltar al contenido

¿Puede la realidad virtual lograr que vayamos más al gimnasio?

Los beneficios del ejercicio sobre la salud física y mental son innegables. Es por eso que millones de hombres y mujeres van al gimnasio todos los días.

Descubre cómo el deporte VR transforma el fitness

Sin embargo y después de unos meses de entrenamiento intensivo, la mayoría termina abandonando el entrenamiento regular. Incluso los deportistas más motivados simplemente se aburren. Levantar pesas y correr sobre una alfombra es terriblemente aburrido.

En un futuro cercano, la realidad virtual podría remediar este problema. Con esta tecnología, pronto será posible correr en el interior de un bosque o desarrollar todos tus músculos volando como un pájaro.

En 2017 un hombre con obesidad reveló que perdió 22 kilos jugando su juego de realidad virtual favorito, Soundboxing durante cinco meses. Esta anécdota refleja el potencial completo del deporte VR y la capacidad de la realidad virtual para transformar la forma en que practicamos ejercicio.

Durante el año pasado, muchas empresas y otras startups han estado creando aplicaciones y accesorios para deportes de realidad virtual. Sin embargo, a principios del 2017, el prometedor mercado de fitness de realidad virtual parece haberse quedado atrás.

Las razones parecen obvias y es que nadie quiere sudar en una cinta con un casco de realidad virtual en la parte delantera. Sin embargo, además de las limitaciones materiales que actualmente obstaculizan el auge de la realidad virtual, también se deben tener en cuenta otras dificultades.

¿Cómo la realidad virtual transforma el deporte?

En los últimos años, se han planteado muchas ideas interesantes en el campo del deporte de realidad virtual.

La realidad virtual está en constante evolución y con el tiempo se abren nuevas oportunidades. Los gráficos mejorados permitirán experiencias más realistas, y la desaparición de los cables dará a los usuarios más libertad de movimiento.

Por ahora varios videojuegos de realidad virtual relativamente simplistas ya están disponibles para permitir a los usuarios practicar deportes mientras se divierten.

Podemos citar a Selfie Tennis, disponible en HTC Vive. Los dispositivos más sofisticados también ayudan a desarrollar los músculos en la realidad virtual, por ejemplo Cooler Master ofrece una experiencia de paracaidismo, Holodia vende un remero conectado a la realidad virtual e Icaros puede estimular todas las partes del cuerpo volando en un entorno virtual.

Estos costosos sistemas ya están a la venta, y algunos prestigiosos centros deportivos ya los han probado en sus instalaciones. Otro proyecto muy interesante es la plataforma VirZoom, compatible con HTC Vive, Oculus Rift y PlayStation VR.

Esta plataforma permite al usuario pedalear en una bicicleta mientras se visualiza en un coche de carreras, en una bicicleta real o en la parte posterior de un dragón. Como parte del CES de 2017, Fitbit anunció una asociación con VirZoom.

Las pulseras conectadas ahora pueden medir el tiempo, la distancia recorrida, las calorías quemadas y los datos de frecuencia cardíaca del usuario de la bicicleta VR.

Más asequible que otras soluciones de VR de fitness, VirZoom podría abrir el mercado al público en general. La compañía también ha anunciado una asociación con Life Fitness, el líder mundial en equipamiento deportivo que distribuye kits a gimnasios de todo el mundo.

La mayoría de las experiencias deportivas de realidad virtual ofrecen al usuario teletransportarse a otro entorno para tener un entrenamiento más divertido, asumiendo que la mayoría de nosotros estaremos motivados con esta oportunidad.

Sin embargo, la realidad virtual todavía está luchando para acceder en la industria del fitness.

¿La realidad virtual está lista para el deporte?

Los auriculares de realidad virtual han evolucionado significativamente en poco tiempo en términos de diseño y comodidad de uso.

Sin embargo, varios problemas todavía dificultan su uso en los pabellones deportivos. Según Simon Barratt, director de Barog Game Labs, la ergonomía sigue siendo el principal obstáculo, ya que tan pronto como el usuario comienza a sudar, el casco de realidad virtual se desliza sobre su cara.

Dependiendo de los ejercicios que practique, el usuario puede simplemente lastimarse accidentalmente debido al casco. Probablemente llevará algunos años hacer que el tamaño de los cascos se reduzca al mínimo y no generen calor adicional.

Según Paul Bowman, CEO de Wexer, los problemas de la enfermedad del movimiento también deben resolverse por completo.

Cuando se añade un movimiento virtual al movimiento físico, muchos usuarios son propensos a las náuseas. Finalmente, los cascos de realidad virtual deben poder soportar muchos usos y ser de fácil limpieza a nivel sistemático para evitar cualquier problema de higiene.

Todos estos factores ayudan a comprender por qué la realidad virtual se esfuerza por penetrar en el ecosistema de la condición física actual.

Por otro lado, los altos precios también son una barrera para muchos consumidores porque los instrumentos VR ya son demasiado caros para el consumidor medio y los sistemas como VirZoom también requieren una bicicleta de ejercicio. Esto sin embargo no es un problema para los gimnasios, pero es un problema real para las personas.

Además de los problemas técnicos y los altos costos, la realidad virtual puede no ser tan adecuada para la aptitud física como para el entretenimiento. Para algunas personas, añadir la mecánica del juego y una pizca de escape al ejercicio físico es muy motivador.

Por otro lado y para otros el impacto puede ser negativo. Por ejemplo, la RV puede evitar que el atleta se concentre en su cuerpo y desarrollo muscular, del mismo modo, la realidad virtual puede parecer simplemente superflua para el placer de los deportes en general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *